La planta de café
Pertenece a la familia de las rubiáceas, del género coffea. A ésta pertenecen distintas especies, entre las que destacan la "Arábica" y la "Canefora", más conocida como "Robusta". Las dos especies difieren esencialmente en aroma, sabor y cuerpo. De estas dos especies, la más difundida es la Arábica, tanto es así que ¾ de la producción mundial proviene de este cultivo. Esta especie puede dar, a través de rigurosos métodos de extracción, una bebida aromática con una cantidad de cafeína que bordea el 1,1-1,7%, contra el 2-4,5% de la Robusta.

El café se cultiva en la zona tropical, cerca de la línea ecuatorial. Entre los Estados productores de café que se encuentran en esta zona encontramos a Brasil, con una producción de casi 25 millones de sacos, donde se produce sobretodo la variedad Arábica. Hay que esperar tres años antes de que una planta de café produzca frutos: a partir de ese momento, vivirá unos 40 años.

El florecimiento de una planta de café está estrechamente vinculado al fenómeno de las lluvias: este proceso se dá el número de veces en que haya habido precipitaciones a lo largo del año. En relación a las lluvias, florecimientos multiples y cercanos en el tiempo implican una paralela heterogeneidad de la fructificación, tanto es así que en la misma rama podemos encontrar flores verdes, maduras y podridas. El distinto estado de madurez influencia a los cultivadores en el tipo de cosecha que se puede efectuar. Existen dos métodos: "picking" y "stripping". "Picking": más caro, se efectúa una cosecha manual y se selecciona sólo "cerezas" rojas y maduras, ofreciendo un producto final de elevadísima calidad.

El otro método de cosecha es el "stripping", que consiste en arrancar todos los frutos de una ramita, disminuyendo de ese modo la selección de cada fruto y bajando la calidad de la cosecha.

Para la extracción de la semilla del fruto se utilizan dos métodos, llamados "en seco" o "en húmedo". Se escoge el método "en seco" si el fruto proviene de una cosecha de tipo "stripping", y "en húmedo" si el fruto proviene de una cosecha de tipo "picking". En el primer caso, las "cerezas" se hacen secar naturalmente a través de un proceso de secado natural y en un segundo momento, cuando la cáscara y la pulpa estarán secas, se las pasa por una máquina que elimina toda la cubierta externa (cáscara, pulpa y pergamino), liberando los granos aún verdes, recubiertos con una película plateada, dando así vida a un café natural.

En el método "en húmedo", en cambio, los frutos recién cosechados pasan por distintas fases en las que se elimina los estratos que recubren las semillas para después pasar por varios procesos de limpieza y selección. Estos procesos se dan a través de la cosecha en tinajas que favorecen su fermentación. A continuación, a través de un lavado posterior se eliminan los granos que no están perfectamente maduros y se pasa al secado al sol. Por último, una vez seleccionados los granos, se les deposita en sacos de yute (con un verdadero documento de identidad para cada juego) y así están listos para ser comercializados.

fioritura

flores

frutti

frutos

Stripping

Picking