La passione di una vita

Su juego preferido de pequeño era preparar el café expreso en la máquina del bar y se divertía muchísimo! Una persona como él, de grande, no podía no apostar por el café...

Riccardo Spinnato, 30 años, hoy junto a sus padres y a su hermano Roberto, es el propietario de una cadena de bares en Palermo, entre los que destaca l'Antico Caffé di via Principe di Belmonte, que recibió el premio al mejor bar de Italia del Gambero Rosso y del Bar Festival de Rimini. Su familia forma parte de la reciente historia del disfraz en la ciudad de Palermo. Hacia 1860, Salvatore Spinnato, en el barrio árabe de Zisa, creó una pequeña panadería. Y así, de generación en generación, Mario – junto a sus hijos Roberto y Riccardo- puso en marcha varios puntos de venta entre bares y pastelerías desde 1970 en el Salotto buono de Palermo – entre el Teatro Politeama y la via Principe di Belmonte.

Sin embargo Riccardo, inquieto y curioso, intuye ahora que el futuro está en la recuperación – bajo el signo de la calidad- de las raíces árabes de los palermitanos...empezando por el café, su primera gran pasión. Gran conocedor de cada publicación y cuentista capaz de hacer que los "viejos" le entreguen sus antiguos secretos – regresa entre tostadores y mezclas, a esforzarse para recrear antiguos aromas perdidos en una sucesión de propuestas de sabor "proustiano".

Su pasión se manifiesta cuando saborea mezclas, compara fragancias, propone combinaciones capaces de seducir cualquier paladar, conjugando preciadas y aromáticas arábicas y robustas (obviamente privilegiando las más buscadas); él selecciona las materias primas, tuesta diversificando en función de las mezclas, introduce tecnologías...en la búsqueda de la excelencia, su café será suave y aromático, ¡fuerte pero no agresivo!